La narrativa que sofoca a la oposición

POR: MAAT

A 8 agosto, 2022

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha optado por un modelo de comunicación encabezado por él en una exposición diaria. Para el analista Ernesto Núñez, “el fenómeno es inédito y disruptivo”. En palabras de Manuel Castells (“Comunicación y poder”, 2012), AMLO construye a diario un relato persuasivo para afianzar su poder y acorralar a sus contrapoderes. Por eso, en las mañaneras hay buenos y malos, aliados y opositores, neoliberales y progresistas, machuchones y gente del pueblo. Una lógica en la que los antagonistas oponen y resisten, pero también sostienen”. (Aristegui Noticias)

Diario construye una narrativa que invade los medios y deja sin espacio a los grupos opositores, ya sean analistas, dirigentes de organismos empresariales o partidos políticos, que no atinan a encontrar una estrategia de comunicación que contrarreste la del presidente.

Como ejemplo basta dar un vistazo a algunos temas de las mañaneras de la semana pasada.

Pese a las múltiples irregularidades registradas a lo largo de todo el país en el proceso de elección interna para renovar el Congreso Nacional del partido Morena, el presidente los minimizó y calificó la votación interna de Morena como una “buena jornada democrática” este proceso.

“Me pasaron un reporte en la mañana, considero que fue una buena jornada democrática porque participaron alrededor de dos millones 500 mil ciudadanos.

Fue masiva la participación para ser una elección interna, además para elegir delegados, es muchísimo”, puntualizó López Obrador en su conferencia matutina, y así brincó a otro tema, asegurando que quienes participaron, especialmente en donde se registraron problemas, no eran militantes de Morena. De esta forma planteó un discurso para quedar bien con el votante que es militante de Morena.

En seguida pasó a su objetivo, imponer su narrativa para fijar los temas que le interesa estén en el ambiente. Sobre uno de sus proyectos estratégicos, el presidente López Obrador afirmó que el Gobierno de México seguirá ampliando las Áreas Naturales Protegidas en el país, principalmente en el sur-sureste como parte de las acciones de cuidado del ambiente en la construcción de los mil 500 kilómetros del Tren Maya. “Vamos a cumplir con el compromiso de ampliar las áreas de reserva. Fue muy importante la publicación del Área Natural Protegida denominada El Jaguar, en Tulum.

En algunos casos, afortunadamente, en pocos casos, está habitada o invadida, pero se están llegando a acuerdos con los que ya tienen posesión desde hace algún tiempo”.

Además, sostuvo que el proyecto estratégico “no va a afectar ni un cenote, ni ríos submarinos; (…) al contrario, estamos sembrando árboles y queremos aprovechar toda la afluencia turística que llega a Cancún para que en el Tren Maya se introduzcan a los estados del sureste y conozcan otras bellezas naturales que hay en Yucatán, Campeche, Chiapas, Tabasco y, sobre todo, en las antiguas ciudades mayas”.

El presidente indicó que el Gobierno de la Cuarta Transformación impulsa el turismo sin afectar el entorno porque “es una actividad que genera y distribuye riqueza, ayuda a hoteleros, trabajadores, restaurantes, chefs, transportistas, a los que se dedican al comercio”. Aquí su discurso fue más bien dirigido al votante que apoya al movimiento que encabeza y que se identifica con sus proyectos estratégicos.

El presidente, en otro segmento se apropió también del importante tema de la falta de agua en Nuevo León e informó que el acueducto El Cuchillo II es la alternativa más viable para hacer frente a la escasez de agua en esa entidad en el mediano y largo plazo. Se prevé acelerar su conclusión y entregarlo a la entidad en menos de un año.

“El plan es hacer en ocho, diez meses, pero ya empezando desde ahora, los cien kilómetros de acueducto de la presa El Cuchillo a Monterrey. Son cien kilómetros y ahí la instrucción es que los mismos empresarios se comprometan, nosotros vamos a aportar los recursos”, subrayó.

En su planteamiento lanza el tema e involucra a la sociedad para que sea parte de su propuesta, al detallar que la colaboración de autoridades federales, estatales y municipales, así como de la iniciativa privada podría optimizar la construcción con la división de diez tramos. Aquí su discurso no sólo va dirigido al pueblo y gobierno de Nuevo León, sino a las otras entidades federativas, para que quede claro que, en caso de que los problemas rebasen a sus gobiernos, él puede entrar al rescate y encabezar las soluciones.

Por otra parte, ante la incertidumbre que en su economía doméstica vive la mayoría de la población, el presidente aseguró en otra de sus conferencias de esta semana pasada, que El Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) regula los precios de los alimentos en beneficio de la población. Y presentó avances de esa estrategia que ejecuta el Gobierno de México en colaboración con productores, distribuidores y empresas del sector agroindustrial y de autoservicio.

“Decirle al pueblo de México que con estas medidas garantizamos que haya control en el aumento de precios, que afortunadamente tomamos decisiones a tiempo y que fue acertado destinar un subsidio para que no aumentaran los precios de las gasolinas”, apuntó en su afán de imponer un discurso tranquilizador.

Y para reforzar lo anterior, sostuvo que la protección de la economía popular es una de las prioridades de la federación, por lo que mantiene el compromiso de no aumentar impuestos en medio del contexto internacional adverso. Este discurso dirigido a la población en general, intenta contrarrestar cualquier ambiente de inquietud que genera siempre el ambiente de crisis económica en la población en general.

Al siguiente día, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que enviará este martes una carta a su homólogo de Estados Unidos, Joseph Biden, en la que reafirmará la soberanía energética de México y la disposición para mantener una relación bilateral de cooperación y respeto.

“Tenemos que cuidar que sea buena la relación, pero que no nos traten o nos dejemos que nos traten como colonia, porque México es un país independiente, libre, soberano. Y podemos tener muchas oportunidades por la vecindad y por tratarse del país con más potencial económico y comercial del mundo y todo lo que se pueda obtener en beneficio de México; sin embargo, nada de eso se equipara con la independencia, la soberanía y la dignidad de nuestro pueblo”, expresó.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario indicó que más adelante dará a conocer el contenido de la misiva. Sin embargo, adelantó que planteará al presidente Biden que no considera falso ni discursivo su compromiso de trabajar en conjunto de forma respetuosa con la soberanía, en un pie de igualdad y de buena vecindad.

Reafirmó que “México no se vende, México es de los mexicanos, de nuestra generación y de los que vienen; eso no tiene precio. No hay arreglo que valga”. Un discurso dirigido básicamente a su votante ideológico, los que entienden y apoyan esa forma de nacionalismo.

Finalmente, para sus seguidores que, con una fe religiosa, lo ven como un gran líder internacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su discurso, propuso una tregua internacional que ponga fin a los conflictos bélicos entre naciones a fin de garantizar el bienestar social y económico de todos los pueblos del mundo.

“La postura de nuestro país es que no haya guerras, que se eviten las confrontaciones bélicas, que se busque mediante el diálogo, acuerdos. Está el mundo como para acordar entre todos los pueblos, las naciones, una tregua de cuando menos cinco años para poder enfrentar la crisis que afecta a los pueblos, una tregua que cese la guerra, la confrontación, las provocaciones”, subrayó.

Al encabezar la conferencia de prensa matutina, el mandatario explicó que esta iniciativa por la paz podría ejecutarse desde la Organización de las Naciones Unidas.

Es así como el presidente gana espacios en los medios en general y en la plática cotidiana de la gente. López Obrador ha hecho de su política de comunicación una estrategia para tratar de reafirmar día a día su legitimidad, es decir, para ratificar el reconocimiento por parte de la población de que él es el idóneo titular del poder ejecutivo y en el que confían para ejercerlo.

José Vega Bautista

@Pepevegasicilia

Share Button