*Decretazos disfrazan reformas *Duelo de chanchullos a la ley

POR: MAAT

A 8 agosto, 2022

EN ESTE mundo bizarro en el que vivimos en México, sobre todo tratándose del gobierno federal que le ha dado en auto llamarse de la Cuarta Transformación no se por qué?, ya que de transformación no vemos nada y sí en cambio cada vez atestiguamos más fracasos, escuchamos más mentiras y somos víctimas de más engaños, lo que en conjunto tiene al país y a los mexicanos al borde del abismo y cada vez más pobres y desesperados porque no ven la salida. El que manda en Palacio Nacional lejos de reflexionar y corregir para beneficio de sus connacionales parece actuar en contrario y se empeña en seguir con sus caprichos aunque dañen, en sus decisiones muy personales aunque perjudiquen y en acumular más y más poder aunque sea violando la Constitución…

EN ESA VORAGINE de caprichos, tonterías y malas decisiones que caracterizan la administración de Andrés Manuel López Obrador, en la mañanera de hoy, anunció una nueva: Digan lo que digan sus adversarios (esto es nuestro) el presidente de la república cumplirá su decisión de integrar la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional, es decir que un cuerpo de civiles y con mando civil, como originalmente nació, como por arte de magia lo convertirá en militar. Para ello, López Obrador emitirá un decreto y san se acabó, piensan él y sus ineptos consejeros…

EN EFECTO, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este lunes que emitirá un acuerdo para que la Guardia Nacional, que nació como un cuerpo civil de seguridad, pase a control del Ejército. Dijo: “Ya, por acuerdo de la Presidencia, pasa la seguridad que tiene que ver con la Guardia Nacional, completa a la Secretaría de la Defensa, ya la cuestión operativa está a cargo de la Secretaría de la Defensa”, reveló en su rueda de prensa matutina. El mandatario mexicano hizo este anuncio a pesar de que en 2019, cuando creó la Guardia Nacional, el Gobierno prometió que el cuerpo de seguridad mantendría una naturaleza civil; esto ante las severas críticas que de inmediato se dieron de parte de organizaciones de defensa de Derechos Humanos…

NO OBSTANTE, tiempo después López Obrador cambió su postura y anunció una reforma constitucional para formalizar que las Fuerzas Armadas controlen la Guardia Nacional, que ahora depende de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), pero, dado que últimamente la Alianza opositora le está echando abajo todas sus iniciativas que requieren de mayoría constitucional y la integración de la Guardia Nacional a la SEDENA la requiere, pretende eludir ese paso legal obligatorio y tomar un atajo, es decir, hacer un chanchullo monumental, elaborando un decreto que de ninguna manera sustituye el voto y la voluntad de los diputados del Congreso…

Y EL PRESIDENTE lo sabe, pero ladino como es, anuncia el decretazo por si pega o por si en este tiempo sus esbirros logran convencer a algunos de la alianza de que renten o vendan su voto, lo cual tampoco sería algo nunca visto, pues entre políticos todo lo chueco es normal. “Vamos a buscar la forma de que lo podamos hacer en lo administrativo, por si no pasa (la reforma) de todas maneras va a quedar así” comentó con su sonrisa socarrona…

LA GUARDIA Nacional cuenta ahora con 110 mil elementos operativos y 260 cuarteles, presumió López Obrador, quien los comparó con los 40 mil elementos que dice que tuvo la extinta Policía Federal entre el sexenio de Ernesto Zedillo (1994-2000) y Felipe Calderón (2006-2012). El presidente justificó su intención de militarizar la Guardia Nacional con el argumento de evitar la corrupción, impedir el manejo político del cuerpo de seguridad y garantizar su permanencia…

COMO PUEDE ver el lector, López Obrador parece vivir en otro planeta y desde luego en otro país, pues sigue convencido de que en México la corrupción se da solamente entre civiles, solamente entre ciudadanos comunes y corrientes como Usted y como nosotros pero, nunca, NUNCA!!! Entre los militares. Se le olvida que su aeródromo el pomposamente llamado Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, fue construido por los Generales y en el proceso hubo corrupción de todo tipo, lo que elevó el costo en muchos miles de millones de pesos más, no lo terminaron de construir al día de la inauguración y para colmo mal. Hoy todos vemos que el AIFA ha sido un fracaso monumental…

EN LA MISMA justificación del presidente de militarizar la Guardia Nacional con el argumento de evitar la corrupción, impedir el manejo político del cuerpo de seguridad y garantizar su permanencia, encontramos otro de sus grandes errores y mitos que ya nadie le cree, es de que todos los corruptos dejan de serlo en cuanto se avienen a lo que dicte la Cuarta Transformación. Para el caso, López Obrador piensa que si en la Guardia Nacional como civiles los agentes son susceptibles a la corrupción, al pasar a las filas de la Secretaría de la Defensa Nacional quedan blindados, lo que es una gran mentira…

POR OTRA parte, con decreto y sin decreto, aunque Andrés Manuel aún intentará reformar la Constitución, la oposición en el Congreso anunció una “moratoria constitucional” para bloquear las iniciativas del presidente López Obrador en lo que resta de su sexenio, hasta 2024. “Voy a enviar esta semana el acuerdo a las dependencias y voy a hacer una reestructuración a la Secretaría de Seguridad Pública”, avisó el presidente. Con los cambios, la Secretaría de Seguridad se enfocará en la prevención, administrar los reclusorios, dar indultos y ejecutar la Ley de Amnistía…

LÓPEZ OBRADOR también adelantó que “el día 16 de septiembre (Día de la Independencia) el desfile militar va a ser predominantemente orientado a la Seguridad Pública y los actores principales van a ser los integrantes de la Guardia Nacional”. Recuérdese al respecto que ya el canciller Marcelo Ebrard anunció al primero de los invitados de honor a las fiestas patrias, que será nada menos que el exdictador boliviano, Evo Morales…

LA GUARDIA Nacional ha sido uno de los principales cuerpos de seguridad que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha enfrentado a la violencia en su fracasada estrategia que con el lema: Abrazos, no balazos tiene a México en el ojo internacional y a los mexicanos con el mayor número de muertos jamás reportados. Apenas el pasado año, se registraron 33 mil 315 homicidios, luego de los dos años más violentos de su historia bajo el mandato de López Obrador, con 34 mil 690 víctimas de asesinato en 2019 y 34 mil 554 en 2020, siendo en total 102 mil 559 en los pasados 3 años y 130 mil a la fecha… (GFA).-

Share Button