*El discurso de la vergüenza *Corral y AMLO; dos gotas de agua?

POR: MAAT

A 10 agosto, 2021

A SU PASO por el Congreso de la Unión, en la Cámara de Diputados y en la de Senadores, Javier Corral Jurado era un legislador que atemorizaba a los contrarios. Poseedor del don de la palabra, pero sobre todo por su arrojo y el no sacarle a tema alguno, a adversario o a la defensa de lo que consideraba estaba mal, hacían del chihuahuense (aunque nació en El Paso, Texas) uno de los más grandes capitales de Acción Nacional, al grado de que su candidatura para gobernador de Chihuahua fue casi natural. Eso visto el lado positivo del legislador, el negativo que ya se vislumbraba pero que como mandatario del estado grande afloró en toda su intensidad, es que de repente tiene arranques casi de bipolaridad que para muchos lo hacen ver como chivo en cristalería…

APENAS TOMÓ posesión de la gubernatura, unos cuantos meses después, en enero del 2018, Corral dio muestras del espíritu indómito que le caracterizaba entonces al iniciar desde Ciudad Juárez, una marcha contra la corrupción en México, en la que exigía detener al exgobernador del estado, César Duarte, por desviar fondos públicos. El puente Córdova-Américas, cruce fronterizo entre México y Estados Unidos, marcó la salida de la Caravana y Marcha por la Dignidad de Chihuahua que en 16 días pretendía recorrer diversos puntos del país hasta llegar a Ciudad de México el próximo 4 de febrero. La caravana recorrería ocho ciudades de Chihuahua para después visitar las principales ciudades de los estados de Durango, Coahuila, Nuevo León, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Morelos para culminar en Ciudad de México…

EN TOTAL LA caravana recorrería unos 2,000 kilómetros y en la Ciudad de México haría paradas en las sedes de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía), la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), pues además otro de los objetivos principales del movimiento era el de impulsar el “federalismo fiscal” y batallar contra la corrupción y la impunidad en el país con Enrique Peña Nieto, a quien le exigía en lo particular que le diera a Chihuahua los recursos que le correspondían…

SU ENFRENTAMIENTO directo con Peña Nieto hace tres años, su férrea persecución al exgobernador César Duarte, sus ácidas críticas al presidente morenista Andrés Manuel López
Obrador y su partido y después su extraña por no decir sospechosa saña con la que intentó a todas luces meterle zancadilla, ponerle piedras en el camino y hasta llegar al grado de encarcelar a Maru Campos, la candidata de su partido, el PAN, para que no obtuviera la gubernatura, lo que sin embargo no logró porque los chihuahuenses con su voto la eligieron como su gobernadora, indican que algo raro sucede en la mente de Corral, que algo no le funciona bien, que quizás esté enfermo…

PERO UNA cosa es que esté enfermo y otra que sea tonto. Maru Campos la exalcaldesa de Chihuahua a la que con tanta saña Corral quiso refundir en prisión pronto tomará posesión como gobernadora y el actual mandatario se quedará sin poder y sin fuero, de manera que como aquellos que cuando ven hundirse el barco saltan en busca de salvación, Corral Jurado busca desesperado de donde agarrarse, a quien pedirle ayuda, quien le proteja, aunque ese quien siempre haya sido su enemigo político y personal…

ES ASÍ QUE sin pudor alguno, el todavía gobernador de Chihuahua, apenas ayer en Ciudad Juárez, en la mañanera del Peje, intervino para dar un discurso en el que prácticamente se arrastró ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, evidentemente con la intención de ganarse su favor, de ganarse su respaldo, de ganarse su protección. Fue el discurso de la vergüenza, el discurso de la pena ajena, el discurso que retrata de pies a cabeza a aquel que muchos creíamos valiente pero que resultó un cobarde… solo falto que le besara los pies…

HAY QUIENES comentan de la intervención de Javier Corral que creían que ya lo habían visto todo, pero se equivocaron porque ahora han atestiguado como un prominente panista defiende a la Cuarta Transformación… pero hay más, ejemplos al respecto, aquí cerca tenemos en Durango a Manuel Espino y en Coahuila, de hecho en Torreón a Luis Fernando Salazar. El primero de hecho quiere ser gobernador del vecino estado y el segundo luego de su fracaso en la contienda por la alcaldía de la ciudad, ahora se mueve en pos de la gubernatura coahuilense…

EN LA RUEDA de prensa de ayer en Ciudad Juárez, el gobernador Javier Corral hizo una férrea defensa de la autollamada Cuarta Transformación. “Con tal de vencer a la 4T se están perdiendo los referentes históricos de la lucha democrática y se ha dejado de ver la importancia de que alguien sea honesto en el ejercicio de gobierno”. Así respondió a la serie de elogios que el domingo AMLO hizo sobre el mandatario panista. Muy diferentes palabras a las que hace unos meses se dijeron cuando ambos se enfrascaron en descalificaciones, pero ahora que Javier está por dejar el cargo le llegó el amor por el régimen morenista…

A NADIE sorprende pues que el gobernador de Chihuahua ahora que dejará el poder y se quedará sin fueron, desesperado acuda a pedir perdón y a pedir protección con el presidente. Obviamente en público son elogios y lisonjas, en privado sabrá hasta donde llegue su desvergüenza, su falta de dignidad. Y es que luego de que la saña contra Maru Campos la gobernadora entrante, irónicamente panista, no fue suficiente para detenerla, podría ir en contra de él una vez que tome posesión y Corral no quiere esperar para ver si así ocurre, prefiere blindarse desde ahora, aunque haga el ridículo nacional…

EN EL DI.SCURSO de la ignominia, Corral señaló incluso, a modo de defensa del mandatario, que la oposición debe ser inteligente, lúcida y hacer un balance justo de la gestión del Presidente, como reconocer su liderazgo sin que eso signifique claudicar. “Con tal de vencer a la 4T se están perdiendo los referentes de la lucha democrática, no sólo en el sistema de partidos, sino en muchos sectores.” Al comienzo de la conferencia de prensa ayer en Ciudad Juárez, el panista aseguró que “siempre ha existido” de su parte voluntad para el trabajo conjunto. A diferencia de otros episodios, como en octubre pasado, cuando dijo que el jefe del Ejecutivo se comportaba más como un activista político que como estadista, Corral ahora agradeció “el esfuerzo meteórico” en la vacunación a los adultos de municipios fronterizos de Chihuahua…

COMO PODRÁ ver el lector, Corral no solo es bipolar, falto de agallas, sino también hipócrita. Es que también aseveró que ambos (él y López Obrador) tienen grandes coincidencias, similitudes y se sienten identificados en varios ejes, en especial en proteger a los más pobres, la austeridad y el combate a la corrupción. Enseguida dijo que es necesario elevar altura de miras, ver más allá de nuestra parcela o interés personal y, frente a las redes de complicidades que han visto sus intereses afectados, lamentó que respondan con desinformación, miedo y distorsión. “Esa explotación del miedo, donde incluso ha vuelto el fantoche del peligro comunista, está siendo muy dañino para el país”… (GFA).-

Share Button