Médicos del IMSS corrigen malformación torácica con cirugía de mínima invasión

POR: MAAT

A 5 agosto, 2021

· El paciente es un joven de 16 años que tenía dificultad para respirar debido al hundimiento del esternón

El equipo médico del Hospital General de Zona (HGZ) No. 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Coahuila, realizó con éxito la primera corrección de una malformación en el esternón conocida como “pectus excavatum”, a través de una cirugía no invasiva realizada con toracoscopia.

El especialista en cirugía cardiotorácica, doctor Jonhy Emmanuel Robles Martínez, explicó que el paciente es un joven de 16 años de nombre Bryan quien padecía dificultad para respirar por hundimiento en el esternón (tórax excavado o hundimiento torácico).

Gracias a que en el HGZ No. 2 se le practicó una intervención de corrección por medio de la técnica más moderna que hay en el mundo conocida como “Procedimiento de Nuss”, de manera gradual podrá realizar sus actividades normales.

Como parte de la operación primero se introdujo una cámara con visión directa del corazón y pulmón para observar en donde colocaría la barra.

Posteriormente, a través de una pequeña incisión, se ingresó un sable (llamado así por su forma y material), que se colocó por arriba del corazón -justo en el sitio del hundimiento- para empujar el pecho hacia arriba y finalmente se añadió una barra estabilizadora que le da firmeza y que permanecerá ahí entre 2 y 3 años, para evitar que el esternón se vuelva a hundir, posteriormente se extraerá.

El médico cardio torácico explicó que se trató de una cirugía de tercer nivel que en esta ocasión pudo realizarse en el HGZ No. 2, en Saltillo, gracias al alto grado de preparación, profesionalismo y compromiso del personal ya que para otorgar este tipo de servicio se requiere de una capacitación especial y como ejemplo de ello es que la cirugía se desarrolló por medio de una técnica anestésica llamada “intubación selectiva”: se bloqueó un pulmón mientras el paciente ventilaba con el otro.

“En el país hay pocos especialistas entrenados para abordar este tipo de procedimientos, aunado a que el “pectus excavatum” es una malformación poco común, que en el 96 por ciento de los pacientes transcurre asintomática y en el Seguro Social solo se opera cuando existe dificultad para respirar, incide en el desarrollo de las actividades cotidianas y pone en riesgo la función de otros órganos, como en el caso de Bryan”, expuso el cirujano.

Abundó que tras la operación, el paciente deberá realizar ejercicios de respiración y de manera gradual retomar sus actividades de rutina. Aproximadamente en un lapso de tres años se hará otra intervención para retirar la barra cuya función en este momento es evitar que vuelva el hundimiento.

El equipo estuvo integrado por 3 cirujanos, encabezados por el médico Jonhy Emmanuel y la anestesióloga Esthela de Casso, enfermera especialista y enfermero circulante, entre otros.

Alma Delia, madre de Bryan es operaria de una maquiladora y sostiene que su hijo va bien y se encuentra en recuperación.

Recordó que en principio acudió a una clínica particular de su colonia porque el joven se cansaba al realizar actividades y le faltaba la respiración; ahí le sugirieron ir al Seguro Social.

En la Unidad Médica No. 88 de Ramos Arizpe la derivaron al servicio de traumatología del HGZ No. 2 y de ahí con el cirujano cardio torácico; finalmente y después de varios estudios de laboratorio, tomografía y espirometría, entre otros, se realizó la operación en el mes de abril de este año.

Dijo que desde el primer momento el Doctor Jonhy le inspiró confianza, le explicó con todo detalle lo que se iba a hacer y la forma en que iba a mejorar la vida de Bryan.

“Estoy agradecida con el IMSS, con todo el personal y en especial con el doctor Jonhy. Personalmente entregué una carta al subdirector en la que reconozco lo bien que me trataron, la buena atención que ha recibido mi hijo y mi disposición para hacer pública mi historia”, concluyó.

Share Button