*Sin presupuesto el “Felipe Ángeles” *Excesos dejaron sin dinero al Peje

POR: MAAT

A 21 julio, 2021

EL LLAMADO régimen de la Cuarta Transformación, el gobierno de aquél que consiguió un triunfo histórico en el 2018 con más de 30 millones de mexicanos que se volcaron en las urnas para sentarlo en la silla presidencial porque los hizo concebir esperanzas de un México mejor, ha sido en los hechos una enorme decepción, tan grande que si no ha sido porque el Mesías gastó enormes cantidades de dinero, el que tenía y el que no en los comicios del pasado 6 de junio, hubiera sufrido una aplastante derrota. Aún así la especie de empate técnico que trajo como resultado las elecciones más grandes de la historia, en las que MORENA y sus cómplices ganaron unas cosas y la alianza opositora otras tienen hoy al país dividido y casi arruinado, pero sobre todo al gobierno de López Obrador en la chilla aunque se niegue a reconocerlo…

COMO BIEN se sabe, desde que El Peje tomó posesión comenzó no a gobernar, sino a maniobrar para vengarse de sus enemigos los de verdad y los imaginarios, perpetuarse en el poder por si o a través de uno de los suyos y con esa intención ganar y de ser posible arrasar en cuanta elección viniera en adelante, para lo cual a todo programa social existente o inventado por él le metió dinero del presupuesto federal convirtiéndolo en electoral o dinero de los fideicomisos que desapareció, los organismos sociales que también desapareció acusándolos falsamente de corruptos como las estancias infantiles por ejemplo y en el colmo, se chupó en dos años los miles y miles de millones de pesos que los gobiernos “neoliberales” que le antecedieron ahorraron, pero que el dilapidó discrecionalmente sin que nadie supiera realmente en qué los utilizó…

LUEGO, APENAS el pasado año a través de sus esbirros en la Cámara de Diputados le dio una puñalada al país entero a la hora de autorizar el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, al bajarle a todas las entidades federativas los apoyos en prácticamente todos los órdenes y en cambio incrementar criminalmente los presupuestos de sus caprichosas e inútiles obras faraónicas y desde luego las entregas en dinero en efectivo a viejitos, madres solteras y ninis, todos ellos en edad de votar y con las elecciones del 6 de junio en puerta…

LO QUE EN SU ambición por el poder no midió el Mesías, a pesar de que muchos lo advirtieron y lo cantaron, es que se estaba quedando sin dinero y llegaría el momento en que su loca carrera de despilfarro tendría que parar. Al parecer ese momento ha llegado con el arribo de un nuevo secretario de Hacienda, uno menos servil que el que, Arturo Herrera ahora a punto de tomar las riendas del Banco de México. Vea Usted por qué lo decimos:

SEGÚN PUBLICA este día en su versión digital El Universal, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ahora con Rogelio Ramírez de la O, al frente, el presupuesto de casi 38 mil millones de pesos para 2021 aprobado por la institución a instancias de la Cámara de Diputados para la construcción del Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” de la Ciudad de México, ha sido recortado en un 90 por ciento, quedando en solamente 3.8 mil mdp; además, la obra insignia de la 4T se encareció casi 10 mil millones de pesos por diversos motivos, como la inflación y otros…

ES DIFÍCIL de creer, pero una de las obras emblemáticas de esta administración, una de aquellas que con tanta vehemencia defendió siempre el presidente Andrés Manuel López Obrador, una de las que entregó para su construcción a la Secretaría de la Defensa Nacional y a la que incluso anunció que los generales no solo la construirán sino que la administrarán, la operarán y las ganancias serán para ellos, el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), se encuentra de repente en riesgo, aunque la información dada a conocer hasta ahora no sea en ese sentido…

SIN EMBARGO, es de sentido común suponer que si para este año, para este 2021 se autorizó un presupuesto federal a ejercer en la construcción de dicho aeropuerto 38 mil millones de pesos, y en julio, a medio año se lo recortan en 90 por ciento, y le autorizan solamente 3 mil 800 millones, nadie en su sano juicio pensará que la obra la terminarán en el tiempo en que originalmente la habían calculado. La conclusión se retrasará por fuerza y si el Mesías por su formas de ser se empeña en inaugurarla el 21 de marzo como lo anunció cuando inició la construcción, con toda seguridad estará incompleta…

DE ACUERDO con información relativa al avance físico y financiero del proyecto correspondiente al periodo enero-mayo, elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y entregado a la Cámara de Diputados, de una partida autorizada en el Paquete Presupuestal 2021 asignada a la Secretaría de la Defensa Nacional, de 37 mil 986.2 millones de pesos, las autoridades hacendarias modificaron su presupuesto a 3 mil 780 millones, esto porque el informe detalla que en los trabajos de construcción del aeropuerto los supervisores encontraron que los militares apenas ejercieron 851 millones de pesos en los primeros cuatro meses del año en curso. En pocas palabras (esto lo decimos nosotros) le autorizaron a SEDENA 38 mil millones de pesos y en 5 meses apenas había aplicado el 2,24 por ciento del presupuesto. Esto nos indica 2 cosas: La primera es la que ya comentamos, que el gobierno de López Obrador se quedó sin dinero y con dolor del corazón le bajó drásticamente el presupuesto al que según El Peje era el mejor aeropuerto del mundo en construcción y la otra, que los soldados deben dedicarse a lo suyo, zapatero a tus zapatos…

DURANTE EL 106 aniversario de la Fuerza Aérea de México, el pasado 10 de febrero de este año, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el nuevo aeropuerto será inaugurado el 21 marzo de 2022. En ese momento el Jefe del Ejecutivo indicó que la obra presentaba un avance de 50%; que tendrá una inversión de 75 mil millones de pesos; que es “el aeropuerto más importante que se está construyendo en el mundo” y que “es un fenómeno de la ingeniería civil, porque se está haciendo en tiempo récord”. El informe enviado a la Cámara de Diputados detalla que en la obra insignia de este gobierno se han ejercido desde que arrancaron los trabajos de construcción y hasta el 31 de mayo de este año, 18 mil 158.2 millones de pesos. El documentosubraya que su inversión programada asciende a 84 mil 956 millones de pesos, 9 mil 956 millones arriba del estimado por el Presidente. El avance físico porcentual es de 58%, faltando nueve meses para la fecha programada de su entrada en operación…

EL MONTO DE la inversión requerida por la nueva terminal aérea no ha sido dada a conocer con precisión y, según la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en los resultados de la Cuenta Pública 2019, la Sedena “no estaba obligada a contar con un dictamen sobre el Análisis Costo-Beneficio (ACB) del AIFA, debido a que el proyecto está catalogado como obra de ingeniería militar con funciones de seguridad nacional”, tal y como lo manifestó en el oficio con folio 60831, del 7 de julio de 2020. Sin embargo, para esta auditoría la Sedena proporcionó dos ACB del AIFA realizados en 2019, uno en marzo y otro en diciembre: en el primero estimó la inversión requerida de 78 mil 557.9 millones de pesos y en el segundo 77 mil 332.6 millones. Para febrero de 2021, el Presidente calcula que serán 75 mil millones de pesos, pero el informe de avance físico y financiero del proyecto correspondiente a enero-mayo refiere un costo de 84 mil 956 millones de pesos… (GFA).-

Share Button