*El Golfito, clausurado *Cuauhtémoc el esbirro

POR: MAAT

A 13 julio, 2021

SIN TEMOR A equívoco, para los clasemedieros de Gómez Palacio de varias décadas acá hay un lugar de reunión en el que, sobre todo lo hombres, pero al medio día también las mujeres y las familias, han acudido a departir, a comer sabroso y quienes tiene edad para hacerlo, a degustar una cerveza bien fría mientras conviven con amigos y familiares. El Restaurante-Bar El Golfito, ubicado en Sonora 150 y Bulevar Miguel Alemán a la entrada de la colonia Las Rosas, es toda una tradición en la Comarca Lagunera, con más de 60 años de ofrecer sus servicios, que en ocasiones por la noche y los fines de semana a la hora de la botana incluye música en vivo, lo que en conjunto brinda un gran ambiente…

ALGUNO O varios de nuestros lectores pensarán que estamos haciendo un comercial o que estamos promoviendo el citado restaurante-bar; no es así. Simplemente estamos comentando lo que ha sido y sigue siendo El Golfito en la vida de los gomezpalatinos en las últimas 6 décadas, un lugar en el cual sacudirse el estrés de las preocupaciones del día, convivir con los amigos y con la familia, comer relativamente barato y quienes así lo deciden tomar una o varias cervezas, ya la cantidad es responsabilidad de cada quien, pero dado el concepto que maneja el lugar y Emilio Murra, el anfitrión, generalmente la clientela se porta bien, de acuerdo a los comentarios que nos han hecho llegar…

Y POR QUÉ es tema de nuestra columna, se preguntarán? Resulta que El Golfito está por cumplir ya 2 semanas clausurado y no porque el señor Murra haya incumplido con los reglamentos municipales, no porque el restaurante-bar haya sido escenario de un hecho de sangre, no porque tenga adeudos fiscales, no porque en su interior inspectores de Gómez Palacio o el estado hayan encontrado menores tomando bebidas alcohólicas, y mucho menos porque se hayan cometido actos inmorales, NO!!!…

EL GOLFITO está clausurado por capricho, ocurrencia y necedad de la alcaldesa Marina Vitela, que ahora que el esbirro de su amigo, protector y quién sabe que más Norberto Galindo, el extesorero municipal y exsíndico, Cuauhtémoc Estrella anda sin chamba oficial, lo trae haciendo travesuras, cometiendo irregularidades, ilícitos y excesos bajo su protección y siempre perjudicando a los gomezpalatinos. Más que un capricho y necedad, la clausura de El Golfito ordenada por Marina y llevada a cabo por Cuauhtémoc de manera ilegal, porque el sirviente del septuagenario de Norberto Galindo no tiene nombramiento ni de policía de barrio y por lo mismo carece de facultad alguna para actuar como autoridad, lo que pone en evidencia la enorme sed de venganza y de odio que la alcaldesa tiene en contra de todo lo que huela a la Familia Herrera…

EN EL CASO que nos ocupa, habrá quienes en principio dirán que El Golfito no es propiedad de la Familia Herrera y que Emilio Murra si acaso es conocido de los herederos de Don Carlos, de manera que no encuentran la liga para que Marina desquite en esta persona y en su restaurante su odio y venganza contra los Herrera. Ahí les va: Lo que sucede es que en el pasado proceso electoral, el que culminó el 6 de junio, a Emilio Murra se le ocurrió colgar en su negocio una gran manta apoyando a Manuel Ramos, candidato (ahora todos sabemos que fallido) a la diputación local por el XII Distrito Electoral y a quien se le identifica plenamente con la familia Herrera…

CUENTAN QUE cada vez que Marina pasaba por El Golfito, pero sobre todo cada vez que su amigo Norberto Galindo lo hacía, la bilirrubina les subía, el hígado se les retorcía y una piedra más les llegaba al riñón al ver la enorme fotografía de Manuel Ramos, pero aunque el coraje que los embargaba era grande, nada podían hacer, mucho menos porque estaban convencidos de que el iba a ganar, y como no, si el contrario, el roba chivas, apodado El Profe Lalo era menos que un Don Nadie, pero Don Nadie le ganó al representante de su odiada familia…

ENTONCES siguiendo aquello de que la venganza se sirve en plato frío, Marina y su pareja dejaron pasar unos días, unas semanas y luego mandaron a Cuauhtémoc a clausurar El Golfito por haberse atrevido a colgar aquella enorme manta con la fotografía del representante de los Herrera. Ni el enviado tenía facultad para hacerlo porque no es autoridad, ni había argumento legal alguno para hacerlo. Además si su accionar tuviera algo que ver con cuestiones de índole electoral, es decir, si obedeciera a decisiones del INE, la alcaldesa Marina Vitela estaría suplantando funciones que no le corresponden…

LOS QUE LA conocen, nos comentan que el objetivo final de Marina Vitela al clausurar El Golfito no es afectar ni al restaurante ni al dueño, sino hacerle ver a los Herrera que hoy por hoy ella es la que manda en Gómez Palacio. Nosotros no sabemos ni nos atrevemos a escribir sobre lo que piensa o siente, tan solo podemos comentar sobre hechos…

EN CUANTO a Cuauhtémoc Estrella se refiere, de él creemos cualquiera cosa, cualquier exceso, cualquier irregularidad, cualquier ilegalidad. Ya lo vimos (es una forma de decirlo) violar las leyes electorales que hoy constituyen un delito grave y por tanto hoy debería estar en la cárcel, al actuar como “mula” y llevar día a día una maleta llena de billetes de 500 pesos a Marina Vitela durante toda su campaña, que su patrón Norberto Galindo le enviaba a su Güerita hasta completar según se dice 40 millones de pesos para la campaña. Por eso mismo La pareja municipal también debería estar en prisión…

NORBERTO LO impuso como tesorero en el gabinete de Marina para que le recuperara lo aportado a la campaña con intereses y ganancias, y Cuauhtémoc aprovechó para saquear para su patrón y para él las arcas gomezpalatinas. Luego en una acción de absoluta desvergüenza cuando Omar Castañeda solicitó permiso en la Sindicatura para contender por la diputación federal, Cuauhtémoc la tomó, pretendiendo abarcar todo, pero al regresar Omar lo quitó de su silla y ya habiendo sido nombrado un nuevo Tesorero se quedó sin nada. Ahora sin nombramiento alguno este corrupto individuo es utilizado por la alcaldesa para sus pillerías y venganzas, como lo de clausurar El Golfito para hacer renegar a Los Herrera… (GFA).-

Share Button