*Fuego en el mar *Compra de Deer Park en riesgo

POR: MAAT

A 5 julio, 2021

A ESCASAS dos semanas de que un congresista norteamericano le enviara a la Secretaria del Tesoro una carta solicitándole que no apruebe la compra venta del 50.1 por ciento de la Refinería Deer Park de Houston, Texas, a PEMEX, porque la petrolera mexicana no tiene el talento ni la capacidad para administrarla y operarla, por lo que pondrá en riesgo constante la integridad y la vida de todos los estadounidenses que viven en su entorno, el pasado fin de semana, el viernes, un “accidente” en las instalaciones marítimas de Petróleos Mexicanos en Campeche provocó un fuego subacuático que podía ser visto desde la atmósfera, lo que puso los ojos del mundo entero en México y se multiplicaron los dichos y las opiniones todas contrarias a la política energética de López Obrador que sigue empecinado en apostarle a los hidrocarburos y en ponerle un dique a las energías limpias…

FUE EL CONGRESISTA Brian Babin quien urgió al Comité sobre Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS) a revisar, incluso negar, la venta de la mitad de la refinería de Deer Park, en Texas, a Petróleos Mexicanos (Pemex). Babin, representante republicano por Texas, subió a su sitio web una carta, con fecha del 21 de junio, que envió a la secretaria estadounidense del Tesoro, Janet Yellen, y a la secretaria de Energía, Jennifer M. Granholm. En ella, señala su preocupación por la noticia anunciada el 24 de mayo, de que PEMEX pretende comprar a Shell la mitad de dicha refinería y que por ello urgió al CFIUS a iniciar “una revisión total de seguridad, incluyendo la posible negación” de la transacción…

ARGUMENTA QUE esta venta representa un “serio riesgo ambiental, de salud y seguridad económica para los ciudadanos de Texas”, particularmente los que residen cerca de las instalaciones de Deer Park. PEMEX, afirma el congresista, “no tiene el talento ejecutivo, gerencial o técnico para operar la refinería con seguridad. “Ni una sola de las refinerías en México puede compararse con las instalaciones modernas de Deer Park y es de dudarse que PEMEX pueda convocar a los profesionales en operaciones, mantenimiento que se necesitan para manejar con seguridad una refinería integrada en Estados Unidos”. A decir de Babin, ello “incrementa significativamente el riesgo de un accidente industrial, de un grave deterioro ambiental local” y derivar en problemas económicos debido a una mala gestión empresarial. “Nuestras empresas deben seguir las regulaciones más estrictas que garanticen la protección de los estadounidenses y la seguridad de esta industria vital, y no tengo la confianza de que PEMEX pueda o incluso desee cumplir con estas altas expectativas”…

LAS SECRETARIAS norteamericanas del Tesoro y de Energía tenían hasta el viernes dos semanas con la carta del congresista en sus manos y no habían tomado una determinación sobre la venta de Deer Park a la petrolera mexicana, luego del incendio que ha causado tanta expectativa que hoy el mundo entero lo ha bautizado como “Fuego en el mar”, tienen mayores elementos para decidir. Lo que nosotros vemos es que la compra de la refinería tan cacaraqueada por el gobierno mexicano está pendiendo de un hilo…

VOLVIENDO a la explosión submarina en la sonda de Campeche del fin de semana, le diremos que activistas y grupos ambientalistas arremetieron el sábado contra la compañía petrolera estatal de México después de que una fuga en un gasoducto submarino provocó una bola de fuego subacuática que parecía hervir las aguas del Golfo de México. Greenpeace México señaló que el accidente del viernes pudo ser provocado por una falla en una válvula submarina, lo que pone en relieve los peligros de la política mexicana de promover el uso de combustibles fósiles, dado que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha apostado por la excavación de más pozos y por la adquisición o construcción de refinerías. Promueve al petróleo como “el mejor negocio del mundo”…

A TRAVÉS de un comunicado, Greenpeace señaló que el incendio, el cual tardó cinco horas en extinguirse “demuestra los graves riesgos que implica tanto para el medio ambiente, como para la seguridad de las personas, el modelo de combustibles fósiles en México”…

POR SU parte la activista climática sueca Greta Thunberg retuiteó un video del incendio, en el que expone: “Mientras tanto, las personas en el poder se llaman a sí mismas ‘líderes climáticos’ mientras abren nuevos campos petroleros, ductos y plantas energéticas impulsadas con carbón —otorgando nuevas licencias petroleras para la exploración de futuros lugares de excavación”, escribió la joven activista. “Este es el mundo que nos están dejando”…

PEMEX INDICÓ el viernes que un gasoducto submarino sufrió una ruptura cerca de una plataforma de perforación en el Golfo de México. La paraestatal envió barcos de control de incendios para arrojar más agua sobre las llamas. La compañía indicó que nadie resultó herido en el incidente ocurrido en el yacimiento Ku-Maloob-Zaap. La fuga ocurrió el viernes por la tarde a unos 150 metros (yardas) de la plataforma de perforación. La compañía dijo que había controlado la fuga de gas unas cinco horas después. Se desconoce la magnitud del daño ambiental causado por la fuga de gas y la subsecuente bola de fuego…

CABE SEÑALAR que el incendio de un gasoducto de PEMEX en el Golfo de México pudo observarse desde la atmósfera, según lo reportó la Agencia de Monitoreo Atmosférico Global @AMAG_Global), razón lo la cual los gobiernos del mundo entero se enteraron de inmediato, y se alarmaron, toda vez que la gran mayoría están trabajando ya en favor de las energías limpias y tratando de suprimir todo lo relacionado con los hidrocarburos…

LA MISMA agencia reportó que una preocupante “Fuego en el mar” fue avistado por el mundo, una enorme mancha roja, más grande que la Ciudad de México, es la forma en la que se ven desde la atmósfera, las emisiones de dióxido de nitrógeno emitidas por un ducto de PEMEX que puso al mar en llamas el viernes pasado. Dicho suceso no sólo le dio la vuelta al orbe, sino que, además, puso en el ojo del huracán la política energética del gobierno mexicano, basada en aumentar la producción de combustibles fósiles, en un mundo que pide migrar a energías verdes para mitigar los efectos del calentamiento global…

EL VIERNES pasado, un incendio se desató en un gasoducto submarino de Pemex en Campeche. Las emisiones de dióxido de nitrógeno emitidas hacia la atmósfera alcanzaron picos que fueron detectados por el Programa Copernicus de la Agencia Espacial Europea, de acuerdo con la Agencia de Monitoreo Atmosférico Global. Otra de las voces que criticaron este desastre ecológico, fue la del ex aspirante presidencial Bernie Sanders, quien en Estados Unidos propuso, junto a otros congresistas demócratas, como la neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez, el llamado “New Green Deal”, el cual busca transitar a una economía que sea más sustentable para el planeta… (GFA).-

Share Button