ASÍ DE CLARO

POR: MAAT

A 11 mayo, 2021

Conforme se va calentando la campaña, surgen nuevas filtraciones sobre las penurias que viven los equipos de los candidatos así como las estrategias que preparan en lo oscurito para intentar avanzar. Esto es algo de lo que discuten DESDE ADENTRO de los cuartos de guerra.

DESDE ADENTRO

Dos realidades muy distintas viven los miembros del equipo de campaña de Luis Fernando Salazar. Mientras los allegados más cercanos cuentan con los recursos necesarios para para movilizarse en camionetas de lujo y discutir temas trascendentes en los principales restaurantes de la ciudad; la tropa, es decir, los militantes del partido así como la planilla de regidores reciben migajas con el pretexto de que ese es el espíritu que impulsa el presidente de la nación. Un ejemplo conocido es el del líder estatal de Morena quien tiene que hacer coperacha entre los amigos para visitar las ciudades de Coahuila revisando el avance de las campañas.

Nos informan que pronto podría haber un escándalo ante la existencia de fotos tomadas en noviembre de 1978 en las que aparece Luis Salazar Woolfolk comandando a un grupo de porros que lanzaba bombas molotov para tumbar la elección de coordinador en la UAC región Laguna. La verdad es que esto fue hace mucho tiempo y con certeza está por demás arrepentido por sus pecados de juventud cuando por cierto, militaba en un grupo de ultraderecha conocido como EL MURO; sin embargo las campañas no perdonan y buscarán manchar la imagen de un hombre que ahora se distingue por su calidad profesional.

Con el inicio del tercer cuarto de la carrera rumbo a la presidencia de Torreón, empiezan a arreciar los ataques entre los contendientes. Llama la atención que en la denuncia que hicieron ex regidores del PAN, ahora miembros de Morena acusando a la administración municipal de desviar 20 millones de pesos en recursos para promover el voto a favor de los candidatos del PAN, involucraron a los regidores del PRI y esto causó una gran molestia en el despacho del ejecutivo Estatal por aquello de que en esta ocasión la estrategia priista no contempla participar en pleitos entre partidos. Aseguran que ante el jalón de orejas hay algunos regidores tricolores que no quieren levantar la cabeza.

En los próximos días el pleito entre Morena y el PAN promete escalar a niveles insospechados y es que hay que recordar que fueron primero los morenistas quienes empezaron comprando a operadores del PAN y en respuesta, ellos han promovido desde lo oscurito sendas demandas contra los candidatos de la familia Salazar. El objetivo de ambos contendientes es el de convertirse en la única oposición y así sumar simpatizantes que puedan rebasen el tope de 115 mil votos con los que cuenta Román Cepeda. Para lograr este objetivo, cuentan que ya se produjeron las campañas sucias y estas no tardarán en promoverse entre las redes sociales y los grupos de whatsapp.

La rueda de prensa en la que el comité municipal del Partido del Trabajo se deslinda de apoyar al candidato de Morena causó molestia en el CEN Nacional que los desconoció enviando un boletín a los medios de comunicación, sin embargo este conflicto no termina ahí ya que según los estatutos de este partido, son los comités municipales los encargados de amarrar alianzas en los municipios, y en caso contrario, de desconocerlas. Pronto veremos nuevas revelaciones en este conflicto. Sobre lo que nadie ha aclarado nada, es la denuncia que hicieron los militantes del PT, con papeles en la mano dando a conocer la participación de operadores cercanos a Humberto Moreira en la planilla y el equipo cercano de Luis Fernando Salazar. Esta denuncia amerita una aclaración y deslinde inmediatos que hasta la fecha no ha ocurrido.

Funcionarios cercanos a Jesús Flores Mier Fiscal anticorrupción del Estado cometieron la indiscreción de comentar entre sus amigos que terminando el proceso electoral en el Estado se van a cumplimentar órdenes de aprehensión en contra de algunos ex alcaldes y uno que otro alcalde en funciones, así como de funcionarios traviesos que se guardaron en los bolsillos dinero que le pertenece a los ciudadanos.

Otro escándalo que promete sacar chispas es la investigación que viene realizando la Unidad de Inteligencia Financiera Federal en contra de altos funcionarios públicos de Coahuila. Esta investigación debió estallar durante el proceso electoral, pero lo cierto es que está más viva que nunca.

Para cerrar con un chisme de color, hace unos días ocurrió un boda en el centro de convenciones Villa Ferré de Saltillo que atrajó la presencia de políticos de primer nivel como el alcalde Manolo Jimenez, el secretario de Gobierno Fernando de las Fuentes, el candidato a la alcaldía Chema Frausto y el Comisionado de los Derechos Humanos en Coahuila Hugo Morales. También compartieron el pan y la sal algunos de los más importantes empresarios de medios de comunicación en Coahuila. Todos convivieron en un ambiente agradable hasta que hizo su aparición el testigo de honor de este enlace quien con su llegada generó primero un breve silencio y después una gran cantidad de comentarios. No cabe duda que la presencia del ex Gobernador Humberto Moreira pone de nervios a más de una persona ya que no todos se atrevieron a saludarlo y hubo otros que se fueron más temprano por el miedo a salir junto a él en la foto.

Share Button