*En GP autoridades torpes *Dejan ir apoyo para parque

POR: MAAT

A 23 enero, 2021

EN RUMORES hemos documentado diversos ejemplos que muestran que en efecto, la administración municipal de Gómez Palacio, primera de oposición y del remedo de partido político que es MORENA, hace honor a su eslogan de que está escribiendo “una nueva historia”. Y es que en verdad sus autoridades están escribiendo una nueva historia, la peor historia que jamás los gomezpalatinos han padecido…

LA SOCIEDAD se encuentra abandonada a su suerte, la ciudad desolada, sin obra pública, sus calles llenas de baches, los servicios públicos en pésimo estado y hasta los empleados de la presidencia municipal los repudian, ya que son cada vez menos porque los ajustes y reajustes de personal se suceden con regularidad quesque porque no les alcanza para la nómina por la pandemia, pero por supuesto los intocables son las decenas de familiares de la alcaldesa y el super cínico síndico del Ayuntamiento que se chupan gran parte de los ingresos propios y las participaciones…

LA VERDAD es que Marina Vitela, la enfermera que llegó a la alcaldía por obra y gracia de su amigo Jorge Herrera Caldera, el gobernador más corrupto que ha tenido Durango, no tiene ni la preparación, ni los conocimientos, ni las tablas, ni absolutamente nada para un cargo de esa índole y para colmo, se le ocurrió darle entrada en la planilla a Omar Castañeda, un maquiavélico perredista que se le impuso como síndico y antes de parpadear ya hasta la había llevado ante el cura para que le bautizara a su niño, de manera que mucho más inteligente que ella, mucho más aventado y largo que ella, y ambicioso, avaricioso y corrupto como ella, a veces mandan los dos y las más de las veces él es el que hace las veces de alcalde…

LAMENTABLEMENTE ni la dama ni el vagabundo tienen vocación de servicio; ni la enfermera que cobra como alcalde, ni el que hasta hace solamente unos años vivía a costillas de su madre y de lo que dejaba liderear a paracaidistas y encabezar broncas, bloqueos y desmadres al gusto y conveniencia del mejor postor; ni la una ni el otro, repetimos, tienen escrúpulos, mucho menos tienen amor por la ciudad y menos por los gomezpalatinos. Y eso no lo decimos nosotros, lo dicen sus acciones, lo dicen el que en lugar de llegar a la presidencia municipal y ponerse a trabajar, se han dedicado nada más a echar culpas a los que se fueron, a perseguir a los que ya no están, a saquear a Gómez Palacio, a llenarse los bolsillos de dinero, a recaudar como cobradores de la mafia todo lo que puedan para pagarle a Norberto Galindo (otro de los amigos de Marina) lo que invirtió en la campaña, los intereses y las ganancias y a buscar la forma de ligar un nuevo cargo político, uno en el que sigan robando al pueblo…

ES POR ESO que ocupados como están en lo suyo, que no es ciertamente lo que los gomezpalatinos necesitan, se suceden una tras otra las malas noticias para la gente de esta ciudad, pero lo peor del caso es que estas malas noticias pudieron haberse evitado si hubieran tenido autoridades municipales no extraordinarias, por lo menos responsables, honestas, decentes…

LEYENDO LA prensa regional, nos enteramos este pasado jueves que se perdió el recurso más significativo que tenía Gómez Palacio etiquetado por parte del Gobierno Federal desde el año 2019 para obras locales por casi 10 millones de pesos, mismo que se destinarían al Parque Morelos, en donde se llevaría a efecto un proyecto de remodelación que el 13 de julio del 2020 fue objeto de una ceremonia de arranque por parte de autoridades estatales. Pero nada más, no pasó de ahí porque Marina y sus también inútiles funcionarios fueron incapaces de ponerse de acuerdo con los vecinos del parque en el mejor proyecto posible, uno que no dañara el ambiente, uno que no talara árboles como el que pretendían las autoridades y al que se oponían los gomezpalatinos, hasta que del gobierno federal al no hacer uso del dinero, lo recogieron…

EL RECURSO se perdió debido a una incorrecta planeación y socialización de las obras a realizar en este espacio público desde que se proyectaron los trabajos a finales de 2018, ya que se ejecutaría con recursos del Fideicomiso del Fondo Metropolitano del 2019. Este recurso además fue difícil rescatar por parte del Gobierno de Durango ya que en ese año hubo un recorte importante en la partida presupuestal federal destinada para este fideicomiso en el país. La razón de que finalmente se haya perdido el dinero es que fue imposible para las autoridades estatales debido a lo avanzado de todos los trámites, cambiar los catálogos de conceptos de obra previamente autorizados por otros conceptos de obra acordes a lo que la sociedad en realidad demandaba como mejorar el alumbrado público, el área de corredores y automatizar el sistema de riego además de reforestar el parque. En lugar de esto se proponía la construcción de unas canchas que los ciudadanos no querían, por lo cual acusaron al extitular de la Secretaría de Obras Públicas del Estado (Secope), Arturo Salazar Moncayo, de haber hecho un proyecto “de escritorio” sin conocer las necesidades de los laguneros y la esencia del parque Morelos…

EL PARQUE Morelos cuenta con un área de 29 mil 745 metros cuadrados, de las cuales según el proyecto original se intervendrían originalmente en el proyecto que al final ya no se ejecutó los siguientes espacios: una cancha de fútbol rápido, la construcción de dos canchas de usos múltiples, la construcción de dos domos, la construcción de gradas y la construcción de 7 velarias además de área de juegos infantiles y sanitarios. Lo anterior causó alarma en la sociedad debido a que para cumplir estas metas de obra era necesario talar más de 100 árboles puesto que la cancha de futbol rápido iba a medir 608 metros cuadrados mientras que los dos domos, tipo armadura cabrilla semicircular, medirían 558 metros cuadrados cada cancha…

LOS VECINOS se opusieron desde el inicio a que hubiera tala de árboles y a la construcción de canchas en el parque por la esencia del mismo ya que acuden personas de la tercera edad a caminar y también muchos corredores quienes buscan la serenidad del parque que es además el único espacio público del municipio con mayor densidad forestal. “Lo que sucede es que muchas de las personas que acuden al Parque Morelos son personas de mayor edad y se iban a suscitar problemas ya con la existencia de las canchas con los jóvenes. Por otro lado la cancha más grande, además de la construcción de las velarias, demostraba que iban a tener que talar o retirar más árboles y todo eso era un daño y sí se buscó hacer el cambio de catálogo de conceptos para hacer otros más adecuados pero desgraciadamente las reglas de operación del programa no lo permitieron entonces no hubo otra opción más que cancelar la obra pero no fue un capricho de uno, ni una imposición de otro lado, fue esa situación la verdad de las cosas es que ya fue tarde cuando se pretendió hacer el cambio y ya no hubo posibilidades de hacer algo ya que las reglas de operación no lo permitieron”, explica ahora el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Estado (Secope) en La Laguna, Alfredo Alarcón…

DE LO ANTERIOR lo que queda claro es que la ciudadanía rechazó el proyecto porque implicaba talar más de 100 árboles del único pulmón con el que cuenta Gómez Palacio en su área urbana y que el gobierno del estado hizo todo cuanto estuvo a su alcance por cambiar el proyecto original para dejar fuera la construcción de la cancha de futbol que era la que obligaba a cometer ese acto contra el medio ambiente, pero el gobierno federal negó el permiso para el cambio del proyecto y, las autoridades municipales de MORENA, del mismo partido político que las federales, no movieron un solo dedo para rescatar la inversión y rescatar el Parque Morelos. Marina, Omar y compañía siguen en lo suyo: saqueando Gómez Palacio y buscando el siguiente peldaño en su carrera política… (GFA).-

Share Button