Monumento a Francisco I. Madero cumple 50 años

POR: MAAT

A 22 noviembre, 2020

Fue inaugurada el 20 de noviembre de 1956, sin embargo, en los años 60, con crecimiento de la ciudad, se abrieron nuevas calles que cortaron la antigua plaza, por lo que se decidió desmontar el monumento y donarlo a la ciudad de Torreón.

Por. Betty Silva

El monumento a Francisco I. Madero fue inaugurado el viernes 20 de noviembre de 1970, hace 50 años. Se ubica al frente de la antigua estación del ferrocarril.

El director del Archivo Municipal de Torreón, Carlos Castañón Cuadros, dio a conocer que el conjunto arquitectónico está compuesto de una glorieta con fuente, escalinata e iluminación. Al centro una columna de 20 metros revestida con cantera. En lo alto se observa a Francisco I. Madero reflexivo. Se trata de una escultura en bronce del artista y escultor, José María Fernández Urbina.

Originalmente la escultura se encontraba en la Plaza de Tlaxcoaque, en la ciudad de México. Fue inaugurada el 20 de noviembre de 1956, sin embargo, en los años 60, con crecimiento de la ciudad, se abrieron nuevas calles que cortaron la antigua plaza, por lo que se decidió desmontar el monumento y donarlo a la ciudad de Torreón.

Por aquél entonces, era Jefe del Departamento del Distrito Federal, Alfonso Corona del Rosal. Para 1969 se anunció la construcción del monumento a Madero en Torreón.

Inicialmente estaba destinado a colocarse en la calle 40, —actualmente Saltillo 400—, entre la confluencia de los bulevares Reforma y Revolución. También se consideró construir el monumento a las afueras del Estadio Revolución, pero finalmente quedó frente a la Estación de Ferrocarril, ubicada en la prolongación Colón y calle Galeana. La obra quedó a cargo del arquitecto Antonio Palazuelos, y se inauguró a la siete de la tarde del día 20 de noviembre de 1970, con motivo de aniversario 60 del inicio de la Revolución Mexicana.

A la inauguración asistieron el gobernador de Coahuila, Eulalio Gutiérrez, acompañado de Raúl Madero, hermano del “Mártir de la democracia”. Era presidente Municipal Juan Abusaid Ríos.

Para la ceremonia se entonó el himno nacional, hubo varios discursos, pirotecnia y fueron alumnos de diferentes escuelas de la ciudad.

La obra fue pagada por el la Junta de Mejoras Materiales de Torreón, la cual era presidida en ese momento, por Francisco J. Madero. El costo de la glorieta y monumento fue de 390 mil pesos, destacó el historiador Carlos Castañón.

Share Button