*”Coopelas o cuello”, en modo 4T *Cuando lo voluntario es “a güi güi”

POR: MAAT

A 18 noviembre, 2020

EN ESTE RÉGIMEN de primero los pobres, no mentir y no traicionar, con pasmosa desvergüenza el presidente de la república y sus esbirros se la pasan violando de manera constante los que se difundieron desde la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador como su lema y principios inamovibles de la cuarta transformación, cualquier cosa que sea eso, pero por si no fuera suficiente, el que manda en Palacio Nacional además, lastima de manera continua a sus propios seguidores, a los empleados del gobierno Federal al bajarles el sueldo y las prestaciones económicas que se han ganado durante décadas, a capricho y por ocurrencias, obteniendo ahorros mínimos en tanto derrocha miles de millones de pesos en sus megaobras y otras tonterías…

EL RÉGIMEN DE López Obrador, de manera autoritaria, injusta e ilegal, y peor aún, pretendiendo engañar al pueblo de México y a las leyes, a la Constitución misma, obliga a los burócratas federales a que acepten que se les rebaje el sueldo y las prestaciones, a que regalen su aguinaldo o parte del mismo, a que acepten que se les den menos utilidades los que trabajan en las empresas gubernamentales, en lo que se pretende hacer pasar por una colaboración de empleados nacionalistas seguidores de MORENA y adoradores del Mesías, cuando la verdad es que en una inmensa mayoría re niegan de la explotación de que están siendo objeto por López Obrador, porque cada vez batallan más para llevar los satisfactores necesarios a su hogar y sus familias se empobrecen…

LEMENTABLEMENTE, la 4T ha impuesto por órdenes del presidente la Ley de “Coopelas o cuello” entre los trabajadores del Gobierno Federal y todo aquel que se opone simplemente se queda sin empleo. Todos los demás, los que no tienen de otra que “voluntariamente” aceptar las rebajas de su salario, los moches a sus aguinaldos y a sus prestaciones, ganan hoy mucho menos que en el pasado sexenio y lo peor del caso es que el horizonte se avizora más negro aún. Todos sin excepción se dan de topes por haber votado por aquel que tanto prometió, por la esperanza de México…

EN TODAS las dependencias federales el desánimo está presente. Y es que para la 4T, lo voluntario es obligatorio. Vea Usted: Asistencia obligatoria de tiempo completo, sin escalonar horarios, a pesar de que las dependencias oficiales están hoy infestadas de coronavirus. Los burócratas están obligados a donar una parte significativa de sus aguinaldos, en un acto violatorio a la ley. Se recurre al terrorismo laboral y al acoso personal para ajustar a los trabajadores a las políticas miserables que se aplican en el régimen. Siempre la amenaza por delante. Es la versión renovada y ahora institucionalizada de aquella frase intimidatoria: “Coopelas o cuello…” utilizada contra el chinito al que le encontraron miles de millones de pesos mal habidos, pero ahora utilizada como extorsión contra trabajadores comunes y corrientes, decentes y honestos…

HAY EJEMPLOS concretos: La semana pasada les llegó a directivos del IMSS un comunicado bajo una sugerente etiqueta: “Aportación voluntaria aguinaldo 2020. Nómina de mando”.- A pesar de la palabra “voluntaria”, en el precepto fijado como “Desarrollo”, ese concepto desaparece. Muy al contrario, prácticamente se obliga al funcionario a aportar, en promedio, el 40 por ciento de su aguinaldo (una conquista laboral que es esperada cada año por millones de trabajadores mexicanos). Así, en lugar de “aportación voluntaria”, se lee: “A continuación, se presenta la tabla de conversión de puestos, así como los días de monto y aportación que cada funcionario del Instituto, con nivel de Subdirector de Área en adelante, podrá realizar: “Director General: Aguinaldo: $211,026.00. Aportación: $94,961.70; Director Normativo: Aguinaldo: $205.962.00. Aportación: $87,533.85; Titular de Unidad: Aguinaldo: 199,209.00. Aportación: $84,663.83; Coordinador Normativo: Aguinaldo: $182,326.00. Aportación: $72,930.40; Y así, sucesivamente…

MIENTRAS TANTO, Petróleos Mexicanos está solicitando a sus empleados que devuelvan el dinero que por concepto de reparto de utilidades se les entregó en el mes de mayo pasado. Esto lo hacen disfrazándolo de una cooperación voluntaria, pero como ya hemos señalado, se trata de una verdadera extorsión de la 4T, del presidente López Obrador a sus indefensos y aterrados trabajadores, que saben que si no lo hacen se quedan sin empleo, es el “coopelas o cuello”…

EN EFECTO, los empleados de la unidad de Petróleos Mexicanos de Comercio Internacional, deberán depositar el dinero que se les está pidiendo, el de las utilidades que por ley les correspondió, que es de ellos y de nadie más, en una cuenta especial, y los que no puedan regresar el dinero de inmediato deberán presentar una justificación por escrito. PMI Comercio Internacional, filial de Petróleos Mexicanos (Pemex), está pidiendo a sus aproximadamente 270 empleados que devuelvan casi un millón de dólares de las utilidades que recibieron a principios de este año…

LOS FONDOS serán recolectados y depositados en una cuenta bancaria especial. En algunos casos, los empleados de PMI recibieron un archivo de Excel con los nombres de los colegas de su departamento y cuánto dinero debería devolver cada uno. Los correos electrónicos estaban redactados en términos vagos y ciertos empleados fueron encargados de aclarar los procedimientos. La participación en las utilidades es un derecho constitucional en México. El presidente dijo a principios de esta semana que está solicitando que los altos funcionarios del Gobierno devuelvan parte de sus aguinaldos, pero aclaró que sería de forma voluntaria y solo para altos funcionarios. López Obrador dijo que él devolvería su aguinaldo al Estado…

OBVIAMENTE el presidente puede quedarse sin aguinaldo y vivir perfectamente y hasta con lujos. Todo le regalan y además en el Palacio Nacional todos los gastos corren por cuenta del gobierno federal, todos. Aparte el ciudadano López Obrador sobrevivió 12 años más cual faquir sin trabajar y por tanto sin ganar un cinco de sueldo, con un billete de a 200 pesos en la cartera y como judío errante recorriendo varias veces de arriba abajo y de este a oeste el país. Ahora con todo o casi todo mundo a sus pies, puede regalar gratificaciones y salarios sin sufrir, pero no los trabajadores porque sus familias no viven en Palacio ni gozan de sus mismos privilegios…

EL PEJE Y el gobierno con este tipo de decisiones, ocurrencias que son verdaderas extorsiones y explotación de sus propios trabajadores, lo que provoca es una mayor crisis económica por una razón: todo el capital proveniente de aguinaldos o prestaciones a los miles de burócratas que ahora se les esquilma, fluiría y se gastaría en comercios, negocios pequeños y medianos, almacenes y tiendas, reactivando así a la hundida economía nacional, generando empleos y garantizando mayor capitalización para millones de familias que se verían beneficiadas al haber mayor circulante monetario, ahora que tanto se necesita. Sería benéfico para todos. Sin embargo, la 4T no funciona así. Esta opera en torno a los caprichos y el sentido de ánimo y ocurrencias de AMLO, que siempre quiere más y más dinero, más dinero para desperdiciarlo en los tres barriles sin fondo de sus torpes y costosísimos proyectos: Aeropuerto Militar de Santa Lucía, Refinería de Tres Bocas y Tren Maya… (GFA).-

Share Button