*Zermeño debe irse! *La policía se le trepó!

POR: MAAT

A 26 octubre, 2020

ESTÁBAMOS EQUIVOCADOS todos quienes una y otra y otra vez, cada que los pandilleros vestidos de agentes de Tránsito golpeaban a algún indefenso ciudadano, cada vez que cual vulgares porros con sus toletes, a patadas y haciendo gala de prepotencia, salvajismo y autoritarismo con violencia inaudita se aprovechaban de algún automovilista que osaba oponerse a ser asaltado, los observadores del acontecer regional, los que nos dedicamos a ello profesionalmente, es decir, periodistas y columnistas de prensa, radio y televisión y los moles de cibernautas, que casi siempre eran los que captaban en video los hechos, culpábamos de la infamia al ahora exdirector del Departamento de Tránsito Municipal, Pedro Luis Bernal…

DECÍAMOS Y SIEMPRE encontrábamos argumentos, que Pedro Luis no solo los consentía, sino que prácticamente mandaba a sus angelitos a asaltar a los automovilista de Torreón y a los que de fuera ser atrevieran a pasar por nuestras vialidades y que les exigía cierta cantidad de dinero por patrulla, a como diera lugar, para reportarle al jefe, a su patrón, a Don Jorge. Hoy no lo exculpamos de plano pero, si tal hubiera sido la verdad total, cuando el terror sembrado por los elementos de Pedro Luis colmó a la ciudadanía e intervino el gobierno estatal que por conducto de la Fiscalía General del Estado de Coahuila lo mandó aprehender e inició proceso contra un grupo de tránsitos pandilleros, el problema debió haberse solucionado. Primero porque al mal jefe se le corrió y después porque el sustituto, hijo de “El Colorado” parece ser diferente, pero…

LO QUE SIGUE ocurriendo con los trogloditas vestidos con uniforme de Tránsito, nos indica que el mal no está en la jefatura del Departamento, que proviene desde la Presidencia Municipal, que quien los consiente, que quien los manda a asaltar a los automovilistas y a esquilmarlos, así sea mediante el irracional uso de la fuerza, es el alcalde mismo; que al que pusieron como jefe es un simple monigote, que el que sabe que la carrera política se le acaba y quiere llevarse los alforjas llenas es Su Señoría, es Jorge Zermeño Infante, antes no solamente un político de respeto, sino un hombre querido. Hoy ya ni siquiera sus copartidarios lo estiman, hoy que ha sacado las uñas tan de fea manera, su círculo de amistades se ha cerrado notoriamente; hoy lo rodean solamente aquellos que como él tratan de exprimir al pueblo de Torreón hasta la última gota, son seres despreciables que no quieren a la ciudad y mucho menos al pueblo…

PERO SI ellos y principalmente Jorge Zermeño no quiere a Torreón y explota a los torreonenses, la ciudadanía entera comienza a repudiarlo. Y que quede claro, esto no tiene nada que ver con cuestión política y mucho menos electorera; Zermeño es hoy por hoy un alcalde rechazado por la ciudadanía porque ha cometido muchas fallas y varias de ellas hasta parecen tener origen en una actitud dolosa, como su comportamiento personal e institucional en la lucha contra la pandemia, oponiéndose al principio, como ya saben quién, al uso de cubrebocas, organizando eventos oficiales masivos, impidiendo a autoridades sanitarias estatales que sanitizaran el edificio de la presidencia municipal, etcétera…

SU COMPORTAMIENTO, del cual siempre hizo gala y difundió a través de la Dirección de Comunicación Social Municipal a cargo del Celestino de Palacio, sin duda alguna influyó en personas con menos de tres dedos de frente y muchas de ellas estarán ya en las estadísticas de contagiados y lamentablemente de fallecidos por el covid-19 en nuestra ciudad. Hoy que Torreón y Coahuila están en riesgo de volver al semáforo rojo, el que cobra como alcalde ha metido frenos en su torpe actitud, pero el mal ya está hecho…

POR ESO Y porque el alcalde ha permitido que tránsitos y policías se le trepen, peor sería si como aquí hemos comentado lo que en la calle se dice, que él los manda a asaltar a los automovilistas, Zermeño debe irse Ya!!!. Que renuncie, que pida licencia, que se enferme de a mentiras si ni lo está; que por vergüenza se vaya antes de seguir causando más daño a la ciudadanía; antes de seguirse causando más daño él, a la imagen que antes tuvo como persona, como profesional, como político; antes de seguirle causando más daño a su familia. Antes de causarle más daño al partido que lo postuló a la alcaldía ahora, a la Senaduría antes y que le regaló seis años maravillosos como embajador de México en España. Zermeño debe irse, Torreón no se merece un alcalde así!!!…

LA ÚLTIMA.- Este sábado en la noche, al salir de un restaurante una pareja viajaba en su automóvil y fue interceptada por un operativo de alcoholemia. Los trogloditas de Zermeño golpearon con saña al hombre y a la mujer, de nombre Blanca Sánchez, le amputaron con unas pinzas parte del dedo meñique de la mano izquierda. A esto, el gobierno municipal responde que los agentes (de policía y tránsito) que intervinieron en la aprehensión, serán investigados internamente. Ah pero están dispuestos a cooperar con la Fiscalía General del Estado si así lo requieren. Desvergonzados!. Definitivamente, Zermeño debe de irse! O, Usted que opina estimado lector?… (GFA).-

Share Button