IMSS reintegra a bombero a sus labores tras cirugías

POR: MAAT

A 3 septiembre, 2020

*José Ángel agradeció al personal del HGZ No. 7 por operarlo y transformarle la vida

*Reconoció el heroísmo, esfuerzo y dedicación de los médicos

Médicos del Hospital General de Zona (HGZ) No. 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Monclova, Coahuila, salvaron la vida de José Ángel, un joven que necesitaba una cirugía para poder sobrevivir y gracias a ella, hoy está activo y ayudando a los demás.

A siete meses de su intervención, agradeció al IMSS y a su equipo de médicos y enfermeros por devolverle la vitalidad para seguir al frente de batalla.

José Ángel presentaba un diagnóstico de esferocitosis hereditaria, una enfermedad, donde el bazo (órgano que se encarga de filtrar la sangre y combatir infecciones) destruye los glóbulos rojos y con ello presentaba anemia, palidez en la piel, cansancio, ritmo cardíaco acelerado y piedras biliares.

El médico cirujano general con adiestramiento en laparoscopía avanzada, adscrito al HGZ No. 7, Héctor David Pérez Domínguez, informó que la esplenectomía laparoscópica que le practicaron al joven de 20 años, de oficio bombero, fue la primera que se realizó en este hospital.

José Ángel también presentaba colelitiasis (piedras en la vesícula), como secuela del padecimiento.

Pérez Domínguez precisó que primero le extrajeron la vesícula biliar, procedimiento conocido como colecistectomía, y posteriormente el bazo (esplenectomía), dos cirugías mínimamente invasivas, de pequeños cortes en un mismo tiempo quirúrgico.

Salvar vidas es su pasión

José Ángel es originario de San Buenaventura y también es operario en una empresa maquiladora, aunque su verdadera pasión es formar parte del cuerpo de bomberos.

En junio del 2018, acudió con su médico familiar debido a que se sentía cansado, tenía dolores de cabeza y los ojos amarillos. Le pidieron que se hiciera análisis.

En octubre y noviembre de ese mismo año estuvo internado en el HGZ No. 7, y posteriormente lo enviaron a la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 25, ahí detectaron que tenía las bilirrubinas elevadas.

En enero del 2019, una especialista le ordenó una biopsia y detectaron que tenía el bazo crecido y el hígado graso, Lo derivaron a hematología.

Tras diversos estudios en el 2019 relató, que como parte de su tratamiento y al detectarle también piedras en la vesícula le programaron la operación el 21 de enero del presente año.

Operaciones exitosas

Pérez Domínguez explicó que realizaron los procedimientos con uso de un laparoscopio, un instrumento delgado en forma de tubo con una luz y una lente para observar dentro del abdomen.

Para la colecistectomía ingresaron a través de la cicatriz umbilical con uso de la cámara, para tener visión de la vesícula biliar y removerla.

Para la segunda cirugía cambiaron de posición al paciente y realizaron tres cortes pequeños en el abdomen, donde insertaron el laparoscopio y con uso de instrumentos extirparon el bazo dañado.

Retoma su vida gracias al IMSS

El paciente afirmó que con la cirugía el IMSS le devolvió el vigor para recuperar su vida social y laboral al reincorporarse también a su oficio.

“La vida de un bombero es bien bonita y bien feliz, esa dicha me la devolvió el IMSS”, compartió.

Recalcó que agradece al Seguro Social y que los doctores que lo atendieron fueron siempre muy profesionales.

Ahora, recuperado de las cirugías, vive a diario las aventuras y adrenalina de su oficio, donde lo mejor para él es ayudar a los demás.

“Se siente bien bonito salvar vidas; como bombero te digo que los doctores transformaron la mía”, finalizó.

Share Button