Loading

Rumores

*Homero El Cacique

*Cuando mandan las vísceras

SUELE OCURRIR QUE la gente se queje de todo. Que el ser humano no se conforme con lo que tiene, que se autoconduela de su suerte, de su situación económica, de su trabajo y sobre todo de las autoridades que tiene. Así somos y lamentablemente en el último de los casos no es solamente que así seamos, sino que es la realidad. Por ejemplo, los torreonenses hoy por hoy llegamos a creer que tenemos a las peores autoridades municipales que pueda haber pero, eso es porque no nos tomamos un minuto para voltear hacia aquel lado del Nazas y un poquito más, hacia la risueña Ciudad Jardín, cuya risa se está tornando en una especie de mueca de angustia, dolor y sufrimiento por la serie de pésimos alcaldes que le ha tocado padecer…

ES ASI QUE EN estos días que están conociendo a Homero Martínez como presidente municipal luego de haber nadado los pasados tres años en aguas broncas con María Luisa González Achém, entre los lerdenses se hace viral la frase: “Estábamos mejor cuando estábamos peor”. Es que al respecto reflexionan en que al menos con María Luisa, que nació en Lerdo y toda su vida vivió ahí, ya la conocían, ya sabían lo que era y hasta donde era capaz pero, de Homero, un fuereño que llegó con piel de oveja, hasta ahora está sacando los colmillos de lobo. El de afuera y sus padrinos también, entre ellos Jorge Herrera el exgobernador de Durango que para miles debería estar en la cárcel por corrupto pero que en lugar de eso pone alcaldes como el caso de Homerito y Manuel Medina, el mandamás de la Universidad Autónoma de Coahuila en la Unidad Torreón, los cuales mandaron gente de fuera y recursos para hacerlo ganar la elección del pasado 2 de junio, lo que no solamente es irregular sino ilegal…

LO PEOR DEL CASO es que habiendo llegado a la alcaldía con esas y otras anomalías que en cualquier momento pueden salir a la luz, Homero en lugar de dedicarse a hacer las cosas lo mejor posible para llevársela suave en tanto se afianza, se subió al ladrillo y se mareó. Como todo aquel que llega a cargos que no merece, no actúa con la cabeza, sino con las vísceras y nunca pensando en el bienestar de la ciudadanía, sino en el suyo personal y por supuesto en el de la familia, y si acaso escurre algo, eso es para su círculo cercano, por supuesto proveniente de la FCA en la UAC Unidad Torreón y algunos de los funcionarios de María Luisa, los de la nefasta pasada administración municipal, a los que metió en una especie de licuadora, le prendió y luego les ratificó por otros tres años solo en que cargo diferente. Nada más hizo huecos para los que trajo de la Universidad por orden de Manuel Medina, aunque creó 24 nuevas plazas VIP, como si el municipio y sobre todo las arcas municipales estuvieran boyantes…

Y COMO LE DECÍAMOS el que ahora cobra como alcalde en Lerdo actúa como cacique de rancho, no piensa, reacciona con las vísceras no con la cabeza. Resulta que el jueves en sesión de cabildo puso a consideración la privatización del servicio de limpieza, pero lo hizo sin darle a los regidores mayor información, solo la que él quiso, la que le conviene porque seguramente hay negocio de por medio, hay transa, hay comisión y como ocurre en estos casos, de muchos ceros para su beneficio personal. Bueno eso no solamente lo pensamos los mal pensados, los que tenemos más de 40 años como observadores del acontecer político y hemos visto a alcaldes hacerse millonarios de la noche a la mañana, seguramente también lo pensaron los regidores de oposición, porque votaron en contra los panistas y la de Morena, sin embargo Homero sacó adelante su negocio, perdón su propuesta de privatizar el servicio de limpieza con el voto mayoritario de los ´priístas, pero…

EL PERO ES QUE EL REGIDOR priista José Guadalupe Padilla Saldívar no votó a favor de la transa de Homerito, otra vez perdón. El regidor priista fue abordado por los reporteros que no atinaban a creer el por qué un regidor tricolor votaba en contra de los deseos del alcalde y Padilla explicó, en mi opinión correctamente, que en primer lugar el alcalde no les proporcionó antes información sobre la privatización, sobre cómo habrán de quedar los derechos de los trabajadores del departamento municipal de limpieza, muchos de los cuales tiene muchos años de antigüedad; que ni siquiera se tiene definido si se adjudicará el contrato por licitación o por asignación directa, etcétera y que además los trabajadores y sus familias “merecen mi respeto, mi cariño, mi atención, porque en campaña nos recibieron… No estaré a favor de la privatización de la basura”…

CON LO QUE no contaba el regidor José Guadalupe Padilla Saldívar es que apenas un par de horas después de que votó en conciencia en la sesión de Cabildo, el cacique de rancho que tiene por alcalde, sin tomar en cuenta para nada que ambos son priistas, que el trabajo es sagrado, que la familia es lo más preciado para un hombre, sino que por lo que ahora muestra él ve un peso y no repara en medidas para obtenerlo, ordenó que corrieran, de inmediato, ipso facto, fast track, YA!, de su trabajo como Coordinadora de Bibliotecas a Maribel Saucedo Salas, esposa del regidor que osó desafiarlo al abstenerse de votar en favor de la privatización de limpieza. Así que ya saben, si por abstenerse en una votación las corren, por votar en contra tal vez las encarcele y éste sí, sea capaz de aplicarles la ley fuga, no como el humanista presidente de la república que tenemos…

EN CUANTO A LOS otros regidores que esos si votaron en contra. Ellos son de oposición, seguramente sus esposas no están en la nómina municipal y por lo tanto a ellos no los puede perjudicar como lo hizo con su compañero de partido, pero visceral, pensando con el estómago y con los asesores que tiene como iban a quedarse quietos, es así que al que consideran peligroso lo atacan a través de sus incondicionales de la prensa, esos que debería darles vergüenza llamarse periodistas porque no son sino mercenarios de la pluma, que tienen la fortuna de trabajar en un periódico, al cual no aportan nada, sino desprestigio en su diaria labor, pues ni le son productivos, reciben un sueldo sin merecerlo y aparte en la calle se la pasan estirando la mano por servirle al político venal, al líder corrupto pero no a su medio informativo…

SON TAN TORPES los que ordenan los ataques y tan poca cosa los que presuntamente los realizan que ante la opinión pública terminan por hacer el ridículo y por poner en entredicho la credibilidad del medio en que se publican. Así por ejemplo, por el solo hecho de haber votado en contra de la privatización del servicio de limpieza, el reportero de cabecera de Homero, publicó en el periódico donde le hacen favor de sostenerlo en Torreón el día de ayer, una nota titulada: “Critican al regidor Ángel Luna por su gran salario en el Ayuntamiento de Lerdo”. Del resto de la nota, ni siquiera vale la pena ocuparnos, solo le diremos que las torpezas se multiplican. Sólo un par de preguntas para terminar por hoy y despedirnos para la próxima semana: Qué no ganan igual todos los regidores? Y, la dignidad de los periodistas tiene precio?… (GFA).-